El Beato de Maius y la Morgan Library de Nueva York

El Beato de Maius
Compartir

La Morgan Library de Nueva York afirma que el códice del Beato de Maius que obra en su poder no procede del monasterio de San Miguel de Escalada.

Hace unos días la alcaldesa de Gradefes con apoyo de la Junta Vecinal de Escalada y de la Asociación de Amigos del Priorato, envió al museo neoyorquino una carta en la que solicitaba el préstamo temporal de dicho códice para que pudiera retornar al lugar en el que fue creado en el siglo X. También el director del Museo de León respalda la iniciativa del Ayuntamiento de Gradefes y, con el fin de facilitar el préstamo del códice, ha ofrecido las salas de este museo para albergar el beato y una exposición en torno al códice que salió en el siglo XV de León y acabó al otro lado del Atlántico.

El conservador de los manuscritos medievales de la citada biblioteca neoyorquina, en respuesta a un correo electrónico enviado por El Diario de León para conocer la disponibilidad de la Morgan Library a prestar el Beato de Escalada, responde que este manuscrito procede en realidad de San Salvador de Tábara.

El conservador neoyorquino reconoce que ha recibido un fax de la alcaldesa de Gradefes pero explica que el manuscrito no está disponible ni lo estará en un futuro inmediato, ya que ha sido cedido para una exposición en Chicago y que después viajará a Baltimore.

Este especialista de la Morgan Library puntualiza que el monje «Maius no residió en Escalada y no realizó el manuscrito allí. Lo más probable es que lo hiciera en San Salvador de Tábara, donde murió y fue enterrado en el año 968». También explica, para fundamentar su tesis de que el Beato de Maius no procede de Escalada, que recientes estudios de John Williams datan el códice en el año 945 y que la fecha del año 922, en que siempre se ha fijado la creación del códice leonés, «viene de la lectura de un párrafo dañado».

Alejandro Valderas, ex concejal de Patrimonio de León y archivero de profesión, asegura que el Beato de Escalada posee anotaciones que coinciden con inscripciones únicas que hay en el monasterio. También el catedrático Vicente García Lobo ha estudiado a fondo las peculiaridades de este códice, que es hoy el testimonio más antiguo de un cambio en la tradición de los manuscritos del Apocalipsis en España. La alcaldesa de Gradefes argumenta que una de las miniaturas del códice es un precioso silvar, un árbol que siempre estuvo en Escalada.

El Beato de San Miguel de Escalada, que los norteamericanos denominan Beato Thompsoniano (en honor al coleccionista que se lo vendió a la Morgan Library), estuvo en el monasterio leonés al menos hasta el siglo XIV. Durante cuatro siglos el Beato de Escalada fue «de mano en mano».

Un arzobispo lo regaló, también fue cambiado por un reloj de plata, vendido a un conde y subastado, hasta que en 1919 la Pierpont Morgan de Nueva York, a través de un intermediario, se lo compra al coleccionista Henry Yates Thompson.

O mucho nos equivocamos o será dificil que este códice emprenda el camino de retorno…

Imágenes: aquí, aquí y aquí


Compartir