A vueltas con «El Código Da Vinci»

Compartir

Hace unos dias se estrenó la película El Código Da Vinci, la cinta más esperada del año que ha provocado censura por una parte de la Iglesia católica y ha puesto al mundo a debatir entre la verdad y la mentira acerca del libro del estadounidense Dan Brown.

La obra se convirtió en un best seller con más de 50 millones de copias vendidas, traducido a 50 idiomas. Ahora viene la superproducción de Hollywood estrenada el 17 de mayo en Cannes y dirigida por Ron Howard y con actores de primera fila: Tom Hanks, Jean Reno, Audrey Tautou, Alfred Molina, Ian McKellen.

La polémica se desató cuando Dan Brown, en la introducción de la novela, da a entender que lo que afirman estos personajes no se trata de una pura invención literaria, sino de hechos históricamente comprobados: “Todas las descripciones de […] documentos […] en esta novela son exactas”.

¿Pero de que va el libro?, antes de morir asesinado, Jacques Sauniére, el último Gran Maestre de una sociedad secreta que se remonta a la fundación de los Caballeros Templarios, transmite a su nieta Sophie una misteriosa clave.

Sauniére y sus predecesores entre los que se encontraban hombres como Isacc Newton o Leonardo Da Vinci, han conservado durante siglos un conocimiento que puede cambiar completamente la historia de la humanidad.

Ahora Sophie, con la ayuda de un experto en simbología, Robert Langdon, comienza la búsqueda de ese secreto, en una trepidante carrera que les lleva de una clave a otra, descifrando mensajes ocultos en los famosos cuadros de Da Vinci y en las paredes de las catedrales.

La última cena de Leonardo Da VInci

Puntos polémicos de El Código Da Vinci:

  • Jesús se casó con María Magdalena y tuvo una hija que se llamó Sara.
  • Su descendencia es el verdadero Santo Grial (sangre de rey o sangre real).
  • Cristo confió la Iglesia a María Magdalena, pero los apóstoles se confabularon contra ella y tuvo que escapar a Francia, desde entonces se le “tildó” de prostituta.
  • El clandestino Priorato de Sión protege a la descendencia de Cristo de los ataques de la Iglesia Católica, y transmite sus secretos en códigos ocultos.
  • En la famosa obra La última cena de Leonardo Da Vinci, la figura junto a Cristo no es el apóstol Juan sino María Magdalena.

Además de esto, el libro y ahora también la película, han generado ríos de tinta y polémica por los argumentos presentados y entorno a los cuales ha discurrido el debate sobre lo cierto y lo falso de El Código Da Vinci.

En conclusión, debemos hacer caso al mismo autor Dan Brown: Esto es una novela de ficción. Según Brown, no pretende que se acepten las conclusiones incluidas, sino que solamente espera que la obra sirva como catalítico para discutir importantes tópicos de fe, historia y religión. En ese sentido, su cometido se ha logrado.

Y una última nota divertida, tu también puedes ser un autor de best sellers al estilo Dan Brown, nada menos que un generador automático de novelas al estilo del escritor norteamericano. Si la publicas nos avisas…


Compartir

3 comentarios en «A vueltas con «El Código Da Vinci»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.